EL ARQUITECTO

"SUBIR Y BAJAR ESCALERAS”

Introducción

"SUBIR Y BAJAR ESCALERAS”, 

 

Prólogo del libro Quiero ser arquitecto. (Constructor de ideas)
Por Alberto Campo Baeza, arquitecto.

“Queridos niños: 


La arquitectura es como subir y bajar escaleras. ¿Habéis subido alguna vez las escaleras de dos en dos escalones? Seguro que sí. También yo me sigo subiendo, incluso las escaleras mecánicas del Metro, de dos en dos. 
 

¿Habéis bajado alguna vez las escaleras de dos en dos? Seguro que no. Más que imposible es muy muy peligroso. 
 

Nunca se me ha ocurrido hacerlo, ni en broma. Pues en arquitectura es lo mismo. Se pueden subir las escaleras de dos en dos escalones. Se puede estudiar con intensidad y aprender en menos tiempo muchas cosas. Trabajando y estudiando muy mucho se puede hacer la carrera de arquitecto en los años previstos. 
 

No se pueden ni se deben bajar las escaleras de dos en dos escalones. No se deben hacer los proyectos ni construirlos con esa irresponsable velocidad. Se debe trabajar el doble, por lo menos, y emplear el doble de tiempo en proyectar y en construir algo que es para toda la vida.

Hay que hacerlo con la velocidad, con la calma, con la que la miel se derrama por el borde del tarro. Despacito y buena letra, el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas, rezaba un antiguo dicho castellano. 


¿Se entiende ahora que la arquitectura es como subir y bajar escaleras? Y también la vida”

La importancia de los juegos en la infancia de los peques.

 

Los niños y niñas en sus primeros años de vida juegan, y al hacerlo ejercitan su imaginación, desarrollan su capacidad creativa y se inician en el proceso arquitectónico, creando sus propios mundos. ¿No sería bueno que nunca dejásemos de jugar?  

La arquitectura no es sólo construir edificios, es soñar, explorar, pensar, imaginar, investigar, dibujar..pero también es calcular, medir, resolver, representar y construir.

 

Para ello es necesario que aprendamos de aquello que nos rodea, del entorno construido y del medio ambiente. Despertar en los niños el interés por la arquitectura, el entorno, la ciudad y el desarrollo sostenible.

 

La mejor manera de explicar la arquitectura a los niños es construyéndoles una buena escuela. Kid´s Garden, Sansueña y Montearagón son una buena prueba de ello.

 

 

La importancia de los juegos infantiles en la arquitectura del mañana.

 

La arquitectura es ni más ni menos en donde transcurre nuestra vida, es nuestra morada. Tomar conciencia de nuestro entorno es fundamental, y hacerlo cuanto antes es mejor.

“La arquitectura es el arte de organizar el espacio”  (Auguste Perret)

Montar maquetas sencillas aceptando las normas del taller y la dinámica de grupo con el fin de aprender que en la naturaleza surgen formas sencillas de habitar gracias a la necesidad de cobijo.

 

Los niños aprenden, entre otras cosas, que las arquitecturas son el resultado final de un proceso creativo en el que intervienen diferentes personas y factores. Tras analizar el entorno, descubren nuevas necesidades y aportan ideas para aplicar en los futuros crecimientos urbanos.

 

De los juegos infantiles surge la posibilidad de influir y participar en el desarrollo de las ciudades del mañana, desde cualquiera que sea su ocupación futura.

 

 

La inocencia de los niños:

 

“Los edificios, como las personas, deben ser en primer lugar sinceros, deben ser auténticos, y además tan atractivos y bonitos como sea posible” (Frank Lloyd Wright)

 

"Prefiero dibujar a hablar. El dibujo es más rápido y deja menos lugar a mentiras." (Le Corbusier)

 

“Para ser arquitecto hace falta tener un sueño, ideales y la energía para mantenerlo.” (Tadao Ando)   

 

Los arquitectos son profesionales que se encargan de proyectar edificaciones o espacios urbanos, y velar por el adecuado desarrollo de su construcción. Interpretan las necesidades de los usuarios y las plasman en adecuados espacios arquitectónicos y formas habitables y construibles. Nunca deberían de dejar de ser niños.